Listado básico de descubrimientos que conforman el MAT

FÓRMULAS Y DEFINICIONES BÁSICAS DEL

MAT (METAMODELO DE ANÁLISIS TRANSFORMACIONAL)

Única creadora y propietaria: Preciada Azancot Medina

DNI: 50896785Q

Si bien los descubrimientos de Preciada Azancot están registrados en propiedad intelectual desde el 11/11/1988 y de modo continuado hasta la fecha, así como están publicados y explicados en los más de 17 libros escritos por ella, consideramos necesario (vista la proliferación de plagiarios que corren sueltos) enunciarlos brevemente. Toda imitación, además de ser ilícita, no posee el rigor científico ni la garantía de calidad del MAT, único auténtico y original, ofrecido tan sólo por su creadora y sus colaboradores oficiales cuyo CV, títulos y formación MAT detallaremos en este sitio web.

A- Ingeniería emocional y sensorial de la Estructura básica de personalidad de siete dimensiones compuesta por:

Estructura MAT de personalidad por Preciada Azancot

Estructura MAT de personalidad – Copyright Preciada Azancot

 1- EL RECTOR: estructura cuya función es la SEGURIDAD. Alimentada por la emoción MIEDO auténtico y conectada al sentido del tacto. Define el Dónde de las cosas y pone barreras y frenos a las amenazas a la integridad propia y ajena. Su palabra clave es “NO”. Rige el sistema neuroendocrino de las suprarrenales y los órganos que más influye son: sistema inmunológico, riñones, piel, glándula suprarrenal, nuca y cervicales, cerebro réptico, sentido del tacto.

 2- EL PROTECTOR: estructura cuya función es la PERTENENCIA. Alimentada por la emoción AMOR auténtico y conectada al sentido de la vista. Define el Cuándo de las cosas, evalúa alianzas y se entrega a redes de solidaridad. Su palabra clave es “”. Rige el sistema neuroendocrino de la hipófisis y los órganos que más influye son: hipófisis, corazón, pulmones, ojos, rostro, sentido de la vista.

 3- EL VITALIZADOR: estructura cuya función es la JUSTICIA. Alimentada por la emoción RABIA auténtica y conectada al sentido del olfato. Define el Cómo de las cosas y percibe mentiras, agresiones, manipulaciones y reacciona sanamente. Su palabra clave es “Así”. Rige el sistema neuroendocrino del hígado y los órganos que más influye son: hígados, sistema digestivo total, sentido del olfato.

 4- EL TRANSFORMADOR: estructura cuya función es la CREACIÓN transformadora y el crecimiento personal. Alimentada por la emoción ORGULLO auténtico y conectada al sentido del gusto. Define el Por Qué de las cosas y su palabra clave es “Ser”. Rige el sistema neuroendocrino de la paratiróides y los órganos que más influye son: sistema óseo, cuerdas vocales y voz, peso corporal, glándulas paratiroides y salivares.

 5- EL ORIENTADOR: estructura cuya función es la PLENITUD. Alimentada por la emoción ALEGRÍA auténtica y conectada al sentido del sexo. Encuentra el sentido de la vida y su finalidad. Define el Para Qué de las cosas para orientarse hacia la verdad en libertad. Su palabra clave es “Estar”. Rige el sistema neuroendocrino del páncreas y de las glándulas sexuales y los órganos que más influye son: sistema reproductor, psique, glándula pancreática, sentido de la orientación, cerebro derecho y de la sexualidad.

 6- EL SINTETIZADOR: estructura cuya función es el DESARROLLO. Alimentada por la emoción TRISTEZA auténtica y conectada al sentido del oído. Es garante de la inteligencia y de la claridad mental. Define y busca lo útil de las cosas para cuidar lo vivo y desechar lo inservible. Su palabra clave es “Qué”. Rige el sistema neuroendocrino de la tiroides y los órganos que más influye son: sistema circulatorio sanguíneo y linfático, oídos, cerebro izquierdo y coordinación con el cerebro derecho, glándula tiroidea y sentido del oído.

 7- EL CENTRO: estructura cuya función el la EVOLUCIÓN INTEGRAL de la especie. Debe permanecer vacía de mitos, arquetipos, magias, tópicos y supersticiones que puede recibir de todas las estructuras. Vaciar de toda presencia y emoción este Centro es el garante de la armonía, limpieza, inocencia, autenticidad, calidad, y pureza de toda la estructura para permitir la adquisición de nuevas dimensiones y estructuras durante la evolución de la especie. Su palabra clave es “”.

 

B- Definición MAT de las emociones auténticas: Las emociones auténticas son las únicas energías aptas para alimentar las estructuras. Para que una emoción sea considerada auténtica, debe responder al estímulo que la provoca, no sólo en calidad, intensidad y duración, sino que debe ajustarse a su definición MAT. Estas son:

– MIEDO: es la capacidad innata de percibir las amenazas a la integridad propia o ajena y de alejar el riesgo que conllevan. Alimenta el Rector.

– TRISTEZA: es la capacidad innata de percibir la posible pérdida temporal o definitiva de algo vivo en sí o en el entorno y de buscar soluciones y opciones. Alimenta el Sintetizador.

– RABIA: es la capacidad innata de reaccionar contra mentiras, agresiones, manipulaciones y de denunciarlas, ofreciendo valores más justos. Alimenta el Vitalizador.

-ORGULLO: es la capacidad de admirar, transformar, innovar, crear, crecer y hacer crecer para consagrar un estatus y dignidad objetivos. Alimenta el Transformador.

 -AMOR: es la capacidad innata de entregarse y de entregar un espacio seguro donde cada cual podría ser lo que nació para ser, en plenitud (es decir, donde no sólo conservar lo que le queda sino recuperar lo que ha perdido en el camino). Alimenta el Protector.

– ALEGRÍA: es la capacidad de fluir en libertad y paz, y así, encontrar más verdad. Es también el alivio de quitarse pesos muertos de encima. Alimenta el Orientador.

 

C- Tipologías de personalidad: El MAT considera seis tipologías de personalidad innatas que son el resultado de la ingeniería emocional del feto a la de la madre durante la gestación. La séptima tipología no es innata sino decidida por el niño como resultado de empecinarse en colocar su ego en el Centro. Cada tipología se define por su ecuación emocional específica que caracteriza, no sólo rasgos físicos observables, sino toda su percepción del mundo y de sí. La ecuación tipológica requiere de una emoción dominante -o Competencia observable y magnificada, hinchada- que sólo moviliza el 20% del potencial útil de la persona; de una emoción desconectada –o Talento diferencial virtual- que moviliza el 40% del potencial; y de una emoción prohibida o tabú – o Vocación virtual- que moviliza el 80% del potencial. Por ello la tipología es vista como la prisión que nos pone de espaldas a nuestro ser y nos da la sensación de estar sometidos al Destino al identificarnos con un arquetipo mítico preciso. En la ecuación tipológica están también la “emociones originarias”, las más sólidas, que no solemos privilegiar mientras nuestra competencia está inflada, nuestro talento desconectado y nuestra vocación auto-prohibida.

– EL REACTIVADOR: competencia hinchada: Amor; talento desconectado: Miedo; vocación prohibida: Alegría. Emociones originarias: Orgullo y Tristeza. Arquetipo: Orfeo.

Dibujo tipología reactivadora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología reactivadora por Preciada Azancot

Ventajas: Aspira a la autorrealización grupal y personal. Es bondadoso, creador, mágico, cálido, encantador y compasivo, fiel, digno, orgulloso, ocurrente, hospitalario, generoso, valiente y hasta temerario, iconoclasta, armonioso, considerado, brillante, acogedor. Incentiva y alienta a todos. Supremo sentido de pertenencia los suyos. Nunca olvida las cosas buenas que hacen por él o los suyos. Perdona todas las ofensas si cree que existe el arrepentimiento. Se enfrenta a los más poderosos y socorre a los indefensos y a las víctimas. No tolera la injusticia. Es elegante, innovador, rompedor, arrojado y desafiante. Le gusta escandalizar a los timoratos.

Inconvenientes: No concibe el mal en los demás y lo retroproyecta en sí mismo, enorme vulnerabilidad. Extrasensible. Inseguro. No se ve bello ni brillante aunque lo sea. Cree que los magnetizadores le arrancarán en cuanto quieran a sus seres más queridos. Idolatriza a Reveladores y Legisladores y se enamora de Promotores desconectados que lo patean y lo usan como zancos. Cuando se cree que se duda de su amor, huye. Invita a que le pasen exámenes y juicios. Cualquiera lo engaña diciéndole “te quiero”.

– EL PROMOTOR: competencia hinchada: Alegría; talento desconectado: Amor; vocación prohibida: Miedo. Emociones originarias: Tristeza y Orgullo. Arquetipo: Mercurio.

Dibujo de tipología promotora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología promotora por Preciada Azancot

Ventajas: Es animoso, alegre, emprendedor, optimista, creativo, seductor, irresistible y confiado. Es un vendedor nato. Es leal con su familia. Es físicamente valiente y temerario, le encanta la aventura, la gente y sus amigos de infancia, el bullicio, las fiestas, los coches, la velocidad. Es un anfitrión espléndido. Es un esteta refinado. Es un romántico mágico. Es muy sensual y erótico.

Inconvenientes: Es terriblemente celoso, inseguro, infantil, inmaduro, caprichoso, aniñado, manipulador. Tiene fobia a la vejez, al silencio, a la intimidad, a pensar sobre si y los demás. Teme que le pidan apoyo, expresa rabia en vez de amor y busca a ser abandonado para afincar su creencia de que el amor no existe. Es odioso con los Reactivadores. Es mágico y supersticioso. Adora a los Magnetizadores que ve como a santos o genios. Invierte la realidad para creer en el amor de los Magnetizadores. Pulmones frágiles y artrosis cervical

– EL FORTIFICADOR: competencia hinchada: Miedo; talento desconectado: Rabia; vocación prohibida: Tristeza. Emociones originarias: Alegría, Orgullo y Amor. Arquetipo: Aquiles.

Dibujo tipología fortificadora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología fortificadora por Preciada Azancot

Ventajas: Fiel, discreto, intimista, amable, soñador, resistente. Es un caricaturista y un humorista nato. Es soñador, secreto, discreto, permisivo, paciente. Es muy agradecido y considerado, sacrificado, maduro, muy inteligente y trabajador. Es detallista, sobrio austero, puro. Gran sentido de observación. Es capaz de ver lo ridículo de cada magnificación o descalificación. No da consejos a los demás. Es el menos propenso a contraer enfermedades graves (porque su estructura reposa sobre tres emociones auténticas).

Inconvenientes: Desconfía de todos que juzga demasiado avasalladores para su gusto. Es retraído. Le gusta aguantar y resistir los golpes y es masoquista. Tiene miedo a la vida, a las emociones, a los desbordamientos, a la violencia y a las pasiones. Aunque es a veces genial, pasa inadvertido porque se esconde. Le cuesta decidirse y sufre de grandes depresiones cuando cae bruscamente en la cuenta de que no es fuerte y puede ser desbordado por su propia capacidad de sentir. Tiene un miedo pánico al amor y prefiere un matrimonio plácido y conveniente aunque sueña con Tristán e Isolda. Piel delicada y astigmatismo.

– EL CONSTRUCTOR: competencia hinchada: Tristeza; talento desconectado: Orgullo; vocación prohibida: Rabia. Emociones originarias: Amor y Alegría. Arquetipo: Sísifo.

Dibujo tipología constructora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología constructora por Preciada Azancot

Ventajas: Es tierno, inteligente, leal, generoso y agudo. Es trabajador, honesto, curioso, científico, racional, maduro, servicial, tiene sentido de pertenencia a su núcleo familiar y laboral, es sobrio, es ecuánime, da excelentes consejos. Es consciente de su atracción por lo mágico, lo erótico, lo religioso, lo espiritual (pero deja estos temas a gente que cree “mejor dotada que él para la intuición”). Es detallista y minucioso. Ama la música.

Inconvenientes: Depresivo, austero, severo, acelerado, no sabe si puede delegar por temor a que los demás se equivoquen “por su culpa”, es pesado en sus explicaciones y discursos (abre interminables paréntesis de detalles que impiden seguir el hilo de lo esencial). No asume su talento innovador y huye de las responsabilidades del liderazgo. Está siempre acelerado y estresado.

– EL REVELADOR: competencia hinchada: Rabia; talento desconectado: Tristeza; vocación prohibida: Orgullo. Emociones originarias: Alegría y Amor. Arquetipo: Prometeo.

Dibujo tipología reveladora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología reveladora por Preciada Azancot

Ventajas: Justiciero, divertido, creador, sensual, ocurrente, seductor, encantador, bondadoso, fiable, leal, romántico, amoroso, tierno, sensible, vulnerable y valiente. Es creativo y creador. Odia la injusticia, la mentira, la manipulación, la inversión de los valores. Es idealista y tímido. Salva a las víctimas y desea no ser reconocido por ellas. Adora la cultura viva y crea cultura. Defiende a capa y espada la unicidad del individuo y su inalienable libertad.

Inconvenientes: Es demasiado dependiente e inseguro. Es algo paranoico y desconfía de los que más ama. Cree en la superioridad del Promotor. Cree que no gusta a las personas del sexo opuesto y es defensivo con ellas. Patea por miedo a ser abandonado. Detesta las leyes, las normas, los horarios y destroza la armonía oponiéndose a todo. Es corporativista y teme destacar. Es elitista y no lo asume. Detesta las categorías y tipologías porque no asume la tristeza de su propia desconexión. Cree que en él existe un Mister Hide que aplastará al Dr. Jeckyl y mostrará  al mundo lo malvado que es.

– EL LEGISLADOR: competencia hinchada: Orgullo; talento desconectado: Alegría; vocación prohibida: Amor. Emoción originaria: Tristeza. Arquetipo: Atlas.

Dibujo de tipología legisladora por Preciada Azancot

Dibujo retrato-robot de la tipología legisladora por Preciada Azancot

Ventajas: Es noble, caballeroso, leal, idealista, persona de palabra y de honor, bondadoso, romántico, tímido, discreto, servicial, considerado y protector, muy culto y estudioso. Es un autodidacta nato, amante de las letras, del arte, de las tradiciones populares, de la patria, de la familia, del honor nacional, de la civilización. Es riguroso y sensual. Adora comer y bailar.

Inconvenientes: Es demasiado conservador, desconfía de las innovaciones, desconfía de los artistas, de los profetas, de los que cambian el mundo. Es severo y quisquilloso. Se equivoca en su religiosidad y tiene una acentuada tendencia idolátrica. No le gusta el cambio y le teme porque cree que habrá víctimas inocentes. No ve que el estatu-quo hace víctimas en cadena y que él es la principal víctima y sostenedor de injusticias sociales y personales. Es el más propenso a contraer enfermedades crónicas (porque su estructura reposa sobre una sola emoción auténtica: la tristeza)

– LOS SOCIÓPATAS: tipologías no innatas, decididas conscientemente. Para ello, no debe existir el “tú”, sólo la egolatría galopante. Optan por desenchufar MEGAESTRUCTURAS cada vez más importantes. El MAT descubre diez tipos de sociópatas. Estos son, por orden de toxicidad creciente: El Magnetizador, el Asesinador; el Satanizador, el Usurpador, el Burlador, el Acusador, el Delator, el Ejecutador, el Negador y el Destructor. La diferencia entre un sociópata y un psicópata es que el segundo quiere sangre en sus manos y el primero prefiere destruir emocionalmente a los demás. La psicopatía es un estadio agravado de la sociopatía.

 

D- Las MEGAESTRUCTURAS:

El MAT descubre estructuras, igualmente innatas porque de origen fetal,  más complejas y potentes que las estructuras básicas de la personalidad y que, una vez recuperados el talento y la vocación original, se descubren y se integran progresivamente y en este orden preciso, confiriéndonos una potencia transformadora inigualable. Si bien se pueden conocer y estudiar, sólo se pueden integrar en este orden preciso, en un proceso de crecimiento integral, objetivo, observable y seguro. Estas Megaestructuras son:

1- LA SECUENCIA OMEGA: para acumular energía y solidez en la conquista del crecimiento, hay que, partiendo de la emoción vocacional reconquistada, ir a la emoción secuencial y así sucesivamente hasta cerrar en la vocacional de nuevo, pero cuánticamente potenciada. La secuencia matriz es, en este orden: Miedo, Tristeza, Rabia, Orgullo, Amor, Alegría, Miedo (seguridad cuánticamente potenciada).

Secuencia Omega del MAT por Preciada Azancot

Secuencia Omega del MAT – Copyright Preciada Azancot

De la secuencia Omega del MAT, surge la TEORÍA OMEGA DEL MAT, que muestra que las necesidades UNIVERSALES innatas del ser humano son seis, jerárquicamente escalonadas, ya que cada una es la base de la siguiente. Estas son:
1.- Necesidad de seguridad.
2.- Necesidad de desarrollo.
3.- Necesidad de justicia.
4.- Necesidad de estatus (dignidad).
5.- Necesidad de pertenencia.
6.- Necesidad de plenitud.

Teoría Omega del MAT por Preciada Azancot

Teoría Omega del MAT – Copyright Preciada Azancot

Cuando funcionamos bien, cuando cubrimos estas necesidades en ese orden, podremos:
a) Tener un funcionamiento integral y armónico.
b) Mantener activadas y actualizadas todas nuestras posibilidades mentales.
c) Disponer de  energía, vitalidad, salud y valores ecuánimes.
d) Crecer real y armoniosamente, establemente, en un continuo de creación y de transformación civilizadora.
e) Ser felices, sabios y plenos, siendo así un regalo para nuestro entorno y un disfrute para nosotros mismos.

Y no sólo se queda aquí, sino que según la teoría Omega del MAT, una vez cubiertas las seis necesidades innatas del ser humano, el propio anhelo del ser humano por acceder a una mayor sabiduría, le abre un mundo infinito de posibilidades de crecimiento. Siguiendo el mismo orden y jerarquía, una vez cubierta la sexta necesidad (plenitud), se accede a:
1.- Más seguridad, apuntando hacia la armonía.
2.- Más desarrollo, apuntando a la claridad.
3.- Más justicia, apuntando a la corporalidad.
4.- Más estatus y dignidad, apuntando a la metamorfosis.
5.- Más pertenencia, apuntando al alma (entendida “alma” en el MAT como “Anhelo de la entrega”).
6.- Más plenitud, apuntando al espíritu (entendido “espíritu” en el MAT como “Acceso a más verdad”).

2- LOS TRES EJES: Son las vigas maestras que sostienen nuestra estructura básica. Hay tres ejes de importancia ascendente, que se sostienen, y como el primero sostiene al segundo y éste al tercero, hay que conquistarlos en secuencia también. Estos son: AMOR-TRISTEZA o eje de lo DISPONIBLE, es el de los Maestros vocacionales; eje ORGULLO-MIEDO o eje de lo EXISTENTE que es propio de los Mentores vocacionales; eje Alegría-Rabia o eje de lo PRESENTE que es propio de Analistas vocacionales. El derrumbe de un eje produce psicosis “carismática” que desorienta la brújula interior y nos hacen confundirnos con el Arquetipo regente de nuestra tipología, actuándolo delirantemente.

Ejes MAT por Preciada Azancot

Ejes MAT – Copyright Preciada Azancot

3- LA ESTRELLA PRIMIGENIA INTERIOR: Son las dimensiones interiores femenina (triángulo Miedo-Rabia-Amor) y masculina (triángulo Tristeza-Orgullo-Alegría) unificadas y conciliadas. Es lo propio de genios y de grandes Civilizadores.

4- EL RADIO UNIFICADOR: es la Megaestructura que nos convierte en auténticos Pacificadores de la Humanidad. Su secuencia es: miedo-centro-tristeza-centro-rabia-centro-orgullo-centro-amor-centro-alegría-centro-armonía lograda.

5- LOS HACES CENTRANTES: es la Megaetructura que nos permite convertirnos en Socios Plenos de la Humanidad y consiste en establecer nupcias interiores entre nuestra dimensión femenina y nuestra dimensión masculina.

6- EL ANILLO DE ALEACIÓN MUTANTE: Megaestructura que prepara para adquirir más dimensiones de las que componen las siete básicas y que condensa la potencia para luego mejor dispararla con el fin de saltar hacia más dimensiones. La secuencia es alegría-amor-miedo-tristeza-rabia-orgullo-alegría (gratitud).

7- LOS SEIS PUENTES MUTANTES SOBRE EL CENTRO: hay seis puentes sobre el vacío del Centro que sirven para conferirnos Serenidad (Miedo-Orgullo primigenio), Templanza (Tristeza-Amor primigenio), Ecuanimidad (Rabia-Alegría primigenia), Soberanía (Orgullo-Miedo primigenio), Benevolencia (Amor-Tristeza primigenia) y Sabiduría (Alegría-Rabia primigenia) y permiten ayudar a   cambiar el curso de la historia hacia una EVOLUCIÓN mayor y más pacífica, dando el testimonio humilde y firme de la medida de lo posible humano.

8- LA CORONA MUTANTE: Sirve para formar auténticos Reyes cuyos atributos arriba listados confieren potencia multiplicadora para ayudar a la Creación a dar un salto evolutivo sin precedentes y construir el modélico y reconocido liderazgo de los mejores, en seguridad para todos. Su secuencia es alegría-amor-orgullo-rabia-tristeza-miedo, todos primigenios y quinta-esenciales.

E- Definiciones de Competencia, Talento y Vocación

Dado que las palabras COMPETENCIA, TALENTO y VOCACIÓN tienen acepciones distintas en función de quién las utilice, he aquí las definiciones MAT:

1.- COMPETENCIA: Nuestro mayor sistema de habilidades innatas (por ejemplo ser cariñoso y disponible o inteligente y metódico o riguroso y servicial o respetuoso y discreto o alegre y emprendedor o vitalista y justo) que confundimos con nuestra naturaleza profunda y con nuestro propio ser. Cuando nos reconocen esa competencia nos sentimos plenamente realizados y agradecidos con el mundo. Cuando nos la descalifican, sentimos como que nos han quitado el piso y nuestra razón de ser. Por ello nuestra competencia se convierte en nuestro talón de Aquiles, porque nos da la convicción de que nuestra valía depende del juicio y de la actitud ajenos, confiriéndonos una visión arquetípica y mágica de la naturaleza humana. Moviliza tan sólo el 20% de nuestra energía innata – es decir, la que traíamos cuando llegamos al mundo con un día de nacidos -. Sobre un estudio de más de 120.000 casos, el 70% de las personas sólo conocen y manejan su competencia.

2.- TALENTO: Es el sistema de capacidades (mismos ejemplos que punto 1.) que nos hacen realmente únicos, creadores y nos permiten transformarnos en lo que de verdad nacimos para ser y transformar nuestro entorno. Cuando ese talento no está asumido, nos tornamos envidiosos y amargados cuando lo vemos actuado por otros y hacemos pasar al mundo exámenes para ver si éste es digno de que lo actuemos. Cuando es asumido y actuado (con el MAT, en tan sólo 30 horas de estudio presencial) adquirimos nuestro propio piso donde actuar con orgullo y humildad nuestro ser diferencial y tornarnos dirigentes de nuestra propia vida así como auténticos y talentosos creadores. El talento, una vez recuperado, moviliza el 40% de nuestra energía innata. Tan sólo el 15% de las personas pertenecen a esta categoría.

 3.- VOCACIÓN: Radicalmente opuesta al concepto de Misión -concepto que tienen las personas que únicamente conocen y manejan su competencia- que nos hace sentir  “llamados” a justificar nuestra existencia, abocándonos competitivamente a una “causa” de connotaciones ideológicas, mágicas o religiosas en un mundo competitivo visto como una jungla donde siempre debe haber ganadores (provisionales) y perdedores (humillados). La vocación verdadera es aquella que nos aporta la auto-revelación pacífica, tranquila, gozosa y natural de nuestro sistema preferente de capacidades que nos permite adquirir una auténtica convicción de finalidad en el mundo. Es la que nos hace seguros, claros, justos, humildes, solidarios, pacíficos y serenos. La vocación despierta la limpia y verdadera espiritualidad del ser humano que se ve a sí mismo en constante evolución y, sin él buscarlo, logra que su vida y su obra abran una autovía hacia la medida de lo posible para los que tengan la fortuna de vivir con él o que vengan después de él. La vocación moviliza el 80% de nuestra energía innata y si bien tan sólo el 2% de la población tiene un atisbo de ella, únicamente una persona sobre un millón está en medida de asumirla y de gestionarla. Con el MAT, en 150 horas de estudio presencial, pertenecer a esta última categoría se hace posible.

Competencia-Talento-Vocacion-por-Preciada-Azancot

Competencia-Talento-Vocacion-por-Preciada-Azancot

F- Definiciones de la escala motivacional MAT

 Confundimos demasiadas veces motivaciones, necesidades, requisitos, aspiraciones, intereses, como si todas estas palabras fueran sinónimos sin jerarquía de importancia relativa.

Toda motivación AUTÉNTICA significa un imperativo cuya satisfacción es a veces indispensable o cuanto menos necesario para la vida, es decir, significa parte de la seguridad y del desarrollo básicos.

Existen multitud de teorías de motivaciones, siendo la más conocida la de Maslow que sólo fotografía el desorden de la sociedad actual, como lo estamos mostrando y –espero- demostrando. Le anteponemos nuestra Teoría Omega de la escala motivacional real y universal humana, en las necesidades cronológicas y cumulativas de una vida humana. Creo que va siendo hora de diferenciar y jerarquizar estas necesidades. Propongo, como siempre, primero definiciones claras, y estas son mis propuestas:

REQUISITO: que es un DERECHO, por ejemplo respirar o comer o cubrirse o ser cuidado y cuya negación o privación constituye un delito y que definiría como “obligación de proporcionar y preservar un elemento constitutivo e indisociable de algo vivo o creado”.  Esto compone el DERECHO NATURAL y es lo que nos ocupa en esta categoría.

NECESIDAD: que es “reconocer y actuar un PRIVILEGIO relativo al estatus, talla e importancia relativa y objetiva de la persona o de la creación”. En nuestra aplicación a la vida humana, la Necesidad más importante vendría justo después de respetar y cuidar la competencia (pues esto ya pasa a la categoría de Requisito), admirar y aprender del talento. El talento es lo que lo hace diferente, entrañable y único.

MOTIVACIÓN: que es “un IMPULSO y deseo de cambio, de plenitud, de completitud, un arrancador hacia la evolución SOBRE LA BASE DE ALGO YA REAL Y OBJETIVO”. La vocación, que es la emoción y su sistema asociado de facultades innatas, es lo más sagrado en humano, lo que le da la certeza de finalidad en sí y en el universo, lo que le da la plenitud.

INTERÉS: que defino como “CURIOSIDAD despierta que puede originar un aliciente hacia la motivación”. Y es la que despiertan las que califico como “emociones originarias” del ser humano: Son emociones y sus conductas auténticas, repletas de “ejemplaridad” y que no son ninguna de las emociones antes descritas. Son la parte fuerte, roca inamovible y paradigma de SALUD INTEGRAL en la persona.

Comments are closed.